Tips para un cuarto compartido

Si! Te enteraste la increíble noticia de que se venía el hermanito……que resultó ser hermanita. Y ahora? Qué hacemos con un cuarto para los dos?
Acá te dejamos algunos tips para que el y ella puedan convivir sin problemas.

Sin dudas es más complicado hacer que un mismo espacio funcione para un varón y una mujer, pero los desafíos de decoración pueden ser muy interesantes. Acá les compartimos algunas cosas a tener en cuenta.

1. Decora pensando en cada uno de ellos

Para que la decoración sea interesante, y a su vez, de género neutro, recomendamos usar dibujos y colores en lugar de basarse en un tema en particular.
Usar colores como el blanco, negro y amarillo pueden ser de gran ayuda, así como también usar un estilo geométrico en los distintos elementos que decoran el cuarto.
Sin embargo, los acolchados por ejemplo, pueden tener otros colores según el sexo del chico, siempre que combinen con el resto del ambiente. Se trata de aprovechar detalles para reforzar la personalidad de cada uno, pero de manera tal, que genere armonía con el todo.
También es conveniente incluir distintas cosas que le pertenezcan a cada uno. Decorar con pertenencias que respeten la paleta de colores elegida, permite que el cuarto sea tanto personal como cohesivo y armónico.

foto 1

2. Los espacios de guardado son importantes en la decoración

Los accesorios rosas de princesa pueden guardarse en los contenedores amarillos de la biblioteca, y los lego o autos pueden acomodarse en cubos plásticos debajo de la cama.  Los animales de peluche pueden vivir en una canasta y los juguetes más grandes guardarse en el placard compartido. De esta forma, todas sus cosas tendrían un lugar de guardado accesible, dejando el cuarto en condiciones cuando finaliza el día de juego.

3. Dales su propio espacio especial

En función de la edad de los chicos y el tiempo que pasen en su cuarto, es importante ir adaptando el espacio para poder cumplir con sus necesidades y hacerlos sentirse cómodos. Tal vez el necesite un espacio alto para guardar los legos que armó y dejarlos fuera del alcance de su hermana, o un lugar tranquilo para dibujar y colorear.
Hay que estar muy atentos a estas cosas a medida que los chicos van creciendo, para ser flexibles y adaptar la organización de los placares y cajones en función de lo que cada chico necesite.

foto 2

4. Usá muebles que sean multifuncionales.

Asegurate de que tus cosas sirvan! Los muebles no solo deben ser apropiados para su edad, sino que pueden ser muy útiles para más adelante, siempre que estén en buenas condiciones. La biblioteca ahora tiene libros y juguetes, pero algún día podría almacenar videojuegos. De la misma forma, el cesto ahora guarda peluches, pero mañana podría servir para la ropa sucia de los chicos.

El punto es tener muebles multifuncionales que te ahorren gastos cuando los chicos crezcan y sus necesidades cambien. Siempre pensá en lo que tus hijos necesiten ahora y en lo que necesitarán en los próximos dos años, gastando menos en las cosas que no sirvan por mucho tiempo e invirtiendo más en lo que sepas que si lo harán.

5. Involúcralos en la decoración de su cuarto

Es bueno darles opciones controladas para hacerlos sentir parte de la decoración de su cuarto compartido, sin soltar las riendas por completo.

Por ejemplo, podes pedirles que creen algo para la pared que se limite a los colores elegidos (negro, amarillo y azul) para asegurarte de que cualquier cosa que hagan se mantenga alineada con el diseño del resto de la habitación. Podés colgar esas creaciones junto con otras piezas de arte, como una foto de los chicos o algún dibujo que los caracterice. De esta forma la pared quedará bien decorada y será personalizada.

foto 3

Quizás más adelante llegue el momento en que cada uno tenga su propio cuarto, pero mientras lo compartan hay muchos cosas que podes hacer para que se sientan felices y a gusto.

Fuente: A Beautiful Mess Blog

Compartir este post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *